Ads 468x60px

viernes, 29 de mayo de 2015

¿SE PUEDE SER PRODUCTIVO SIN MOTIVACIÓN?


El trabajo es, por demás sabido, un impulso que nos permite satisfacer una necesidad y conseguir unos objetivos; si trabajamos dentro de una organización o empresa ésta debe tener la habilidad de conseguir que los trabajadores quieran hacer el trabajo y además que lo hagan bien.
Cuando los ejecutivos de una empresa consideran necesario motivar a su personal, la mayoría de las veces suelen contratar especialistas o consultores externos, que en su mayoría son buenos oradores y usan técnicas orientadas a impactar en el aspecto emocional de los trabajadores. Sin embargo, los resultados que se pueden obtener carecen de consistencia y permanencia en el tiempo, ya que pueden lograr alentar la actitud y el pensamiento enfocado a los objetivos de la empresa, pero están lejos de lograr una satisfacción integral para el trabajador.
También es conocida la manera de algunos empresarios que pretenden mejorar la productividad de incrementar la remuneración de los trabajadores, llevando implícita la condición de pagar más para trabajar más y que en muchas ocasiones solo genera que los trabajadores quieran cada vez más de lo mismo en lugar de mantener la actitud de ser productivos.
Pero lo relevante es provocar, dirigir y mantener la conducta hacia un objetivo.  Pero considerando que todos somos diferentes,  personas con diferentes intereses individuales, con diferente escala de necesidades, se vuelve complicado el tema de motivación.
A pesar de las diferentes técnicas que pudieran existir, la que adopto en este artículo es la de incrementar el grado en que el trabajador controle la planificación, ejecución y evaluación de su trabajo, de tal suerte que  organizará sus tareas de modo que pueda mejorar su libertad e independencia, aumentar su responsabilidad y recibir retroalimentación de tal manera que pueda evaluar y corregir su propio desempeño.
Es identificar el factor motivacional del trabajador, para crear las condiciones adecuadas para canalizar el esfuerzo, la energía y la conducta hacia el logro de objetivos que interesan a la empresa y la persona misma.
Se trata de que gane la persona, sintiendo satisfacción con su trabajo,  lo cual se reflejará en la satisfacción de sus necesidades y la empresa ganara colaboradores con intereses individuales satisfechos y listos para integrarse a los intereses de la institución, al fin se trata de que todos ganemos.

Autor: Julieta
Sobre el Autor
Aprendiz de la maestría en liderazgo desarrollador. Materia actual, psicología aplicada.

 
Blogger Templates